Death Valley, California, Road Trip

Como parte del del road trip por la costa oeste de Estados Unidos, atravesamos Death Valley National Park. Vení­amos del Sequoia National Park y nuestro destino era Las Vegas. El camino más corto no es atravesar Death Valley, pero merece la pena dar un poco de rodeo para pasar por aquí­. En el mapa de abajo podéis ver la vuelta que dimos los intrepidos reporteros de este blog de viajes Pasaporteblog.com para atravesar el desierto.

Death Valley National Park se encuentra entre los estados de California y Nevada, y este desierto se caracteriza por ser el punto más bajo de Norte América, a 86 metros bajo el nivel del mar. El calor allí­ es agobiante, pues se genera un efecto olla que hace difícil hasta respirar. Nosotros decidimos atravesarlo a última hora de la tarde, en julio, y aún así­ el calor era inhumano.

Donde dormir: originalmente pensamos en dormir allí­, pues no querí­amos llegar a Las Vegas en sábado, ya que es, con mucha diferencia, la noche más cara para dormir allí­, el mismo hotel puede costar la noche del sábado al domingo 200 dólares más que en un dí­a entre semana. Decidimos no hacerlo porque el calor como era infernal, y no merecía la pena para estar todo el dí­a encerrados junto al aire acondicionado.

Si viajáis en invierno puede que la situación sea distinta, y sea interesante disfrutar del desierto durmiendo allí. De todas formas, el cielo tampoco era espectacular de noche, porque al estar tan bajos, hay muchos kilómetros de aire entre nosotros y el cielo. Hay otros desiertos con mucha mejor visión.

Finalmente dormimos en el primer hotel casino que vimos al llegar a Nevada, que dicho de paso no fue nada difí­cil, pues en el momento que entras en aquel estado todos son casinos. La noche nos costó dólares, y el casino tení­a piscina abierta hasta las 24.00, para que los niños jueguen mientras los mayores gastan en el casino, piscina que nos permitió un baño, bien merecido después de atravesar el desierto.



Consejo: Como los americanos son muy exagerados leímos que habí­a que llevar litros y litros de agua para atravesar el desierto, pero no es para tanto, pues aunque hace mucho calor, el desierto atravesado de este a oeste no es muy grande. De todas formas es recomendable llenar el depósito de gasolina antes de entrar y llevar alguna garrafa de agua, pues más vale prevenir que pasar sed.