Delta del Okavango, Botswana

Delta del Okavango: África, tal como era en otros tiempos. En el corazón del gran desierto de Kalahari se encuentra un singular oasis, un extenso delta llamado Okavango. Es un santuario de vida salvaje que se conservado prácticamente inalterado desde la aparición del hombre. Sobrevolar este delta ha sido una experiencia inolvidable para nuestro blog de viajes.

El corazón del Okavango es una marisma permanente. La existencia de un refugio acuático en mitad de uno de los desiertos más grandes del mundo, el desierto del Kalahari es producto de una interacción insólita entre el clima y la geología. El delta del Okavango se alimenta de las aguas del río Okavango, uno de los ríos más largos del sur de África. En Botswana se llama Okavango y en Namibia Kavango, que significa río con muchos peces. Al llegar a Botsuana serpentea entre dos fallas geológicas y acaba desbordándose y creando una extensa llanura anegada. Se estructura en una red de canales y zonas pantanosas creando el delta interior más grande del mundo. Sus aguas son absorbidas por el desierto y se desconoce donde terminan. En época de crecidas supera los 20.000 Km2.

El origen del Delta del Okavango se encuentra en las lluvias de verano que se precipitan a 1.500 km al norte, en las tierras altas de Angola. Alimentado por estas aguas el río avanza lentamente formando una larga franja antes de convertirse en una marisma. Allí se remansa aún más a causa de la superficie llana y la densa vegetación. En los meses posteriores el nivel de la marisma va subiendo casi imperceptiblemente. Cuando el nuevo caudal llega a la llanura ya anegada es ya el momento álgido de la estación seca (julio-agosto).

El delta de Okavango alcanza de esta manera cada año su máximo esplendor justo cuando los animales salvajes del toda esta zona semidesértica más lo necesitan, ejerciendo un polo de atracción sobre ellos. Elefantes, zebras, jirafas, impalas, antílopes en general, leones, leopardos, aves de todos los tipos, etc. migran hacia el delta de todas las regiones colindantes. En algunas zonas no accesibles para los turistas en se pueden encontrar algunos de rinocerontes, pero son tan escasos que actualmente cada uno de ellos está vigilado por 10 militares para evitar a los furtivos. Además están los habitantes permanentes como los cocodilos y los hipopótamos.

El delta del Okavango es tan grande que el delta se puede contemplar desde el espacio. Para que os podáis hacer una idea hemos realizado esta interesante comparativa. En la primera imagen podéis ver el delta del Okavango, con la escala según podéis ver es e 50 Km. (Imágenes de Google Maps)

En esta segunda imagen podemos ver el delta del Ebro, con la misma escala.  La comparación nos permite apreciar la envergadura de esta maravilla de la naturaleza. Como sabéis en este blog de viajes no solemos salir en las fotografías, pero para apreciar el tamaño de los arboles más grandes del mundo, las secuoias gigantes de California, fue necesario salir en la fotografía, pues aquí la comparación también ha sido necesaria.

Artículos relacionados:

Rafting extremo en el Zambeze, Zambia y Zimbawe.

Ruta Rio Perdido, Africa del Sur