El Golfo, Lanzarote un pueblo de restaurantes a la orilla del océano Atlántico

En el límite del Parque Nacional de Timanfaya, Lanzarote y orillas del océano Atlántico se encuentra el pueblo del El Golfo. Es un pueblo de pescadores que quedó rodeado por la lava en las erupciones de 1730-1736. El Golfo es el nombre del pueblo y también el de un cráter partido por la mitad por el mar, con una playa de arena negra y una laguna de intenso color verde alimentada subterráneamente por agua del mar (Charco de los Clicos).



El pueblo del Golfo es conocido por sus restaurantes. La pesca local es muy buena y como podéis ver las las fotos no hay muchos turistas bañándose en océano Atlántico. De hecho toda la costa oeste de la isla de Lanzarote es muy agreste y los fondos son muy peligrosos porque el mar aún no ha tenido tiempo de erosionar las orillas procedentes de las recientes (en términos geológicos) erupciones volcánicas.

La excursión hasta el pueblo del Golfo merece la pena, ya no sólo por sus restaurantes, sino por el camino para llegar.

El pueblo del Golfo está en el borde del Parque Nacional de Timanfaya y de camino al pueblo podremos ver volcanes y atravesar el mar de lava.

Nosotros comimos en el Restaurante Mar Azul, la comida, pescado local y papas arrugadas con mojo verde y mojo picón, algo más de picar y un vino de una bodega de Lanzarote. El precio fue de 38 euros por persona. No fue barato pero mereció la pena.

Las playas son de arena negra y en un día con viento, algo muy habitual en Lanzarote por otra parte, no es muy recomendable bañarse …las fotos del agua no invitan a ello, ¿verdad?

En sus playas se puede encontrar olivinas, piedras semipreciosas con las que los artesanos locales diseñan unas originales joyas. Nosotros nos entretuvimos un rato recogiendo algunas pequeñas olivinas.

El Golfo, Lanzarote. Se puede llegar desde el pueblo de Yaiza y es un lugar fantástico para ver la puesta de sol.