IceBar, un bar de hielo en pleno centro de Estocolmo

Dice una canción de Joaquín Sabina que “hay más bares en Antón Martín que en toda Noruega” . Y es cierto. Si hay algo que no falta en España son bares. Y es raro que a un español le pueda llamar la atención un bar cuando viaja. Pero… ¿cuántos de vosotros habéis tomado una copa a 5 grados bajo cero? ¿Cuántos habéis recibido un abrigo y unos guantes al entrar en un garito? Esto son los países nórdicos en estado puro: Icebar Estocolmo

El equipo de nuestro blog de viajes tuvo la suerte de visitar hace poco el IceBar de Estocolmo, un bar de la cadena de IceHotel , el famoso hotel de hielo situado en la ciudad sueca de Jukkasjärvi, en la región de Laponia. Al estar su latitud por encima del Círculo Polar Ártico (66º N), esta región – una de las más extremas del planeta- tiene la propiedad de que durante varias noches al año nunca sale el sol (alrededor del 21 de diciembre, solsticio de invierno) y durante otras tantas el sol nunca se oculta bajo el horizonte (alrededor del 21 de junio, solsticio de verano). Sin duda, ambos fenómenos resultan espectaculares de presenciar.

Todo el hielo utilizado para la construcción del IceBar y del IceHotel provienen del río Torne, un río que nace en el lago Torneträsk, próximo a la frontera con Noruega, y desemboca en el golfo de Botnia, cerca de la ciudad finlandesa de Haparanta. Se dice que este río es uno de los más limpios del planeta. La lenta congelación natural de sus aguas tan puras –que no se puede recrear de forma artificial- hace que el hielo que se obtenga de ellas presente magníficas propiedades para ser moldeado y esculpido. Al ser 100% natural y no contener ningún tipo de aditivo, también es el hielo perfecto para cualquier tipo de bebida.

Todo en el IceBar está hecho de hielo. Las paredes, la barra, las mesas, los asientos… ¡y hasta los vasos! Una de las ventajas es que después de usados, no hay necesidad de lavarlos, así que cada vaso empleado en el bar es único. La temperatura del bar hace que no se sirvan bebidas gaseosas, así que la carta de bebidas ofrece fundamentalmente una alternativa local. En este bar de Estocolmo hay una amplia selección de vodkas y otros licores combinados con zumos de bayas locales, como arándanos, frambuesas o lingonberries.

Aquellos que tengáis miedo al frío, no os preocupéis. Como ya mencionamos anteriormente, con la entrada al establecimiento va incluido un buen chaquetón y unos guantes, para que la experiencia no resulte tan helada. Aún así, desde este blog de viajes recomendamos llevar buena ropa de abrigo si se va a visitar el bar. De cualquier forma, lo normal es que una visita al IceBar tenga una duración máxima de 45 minutos.

El IceBar de Estocolmo es el primer IceBar del mundo fuera de Jukkasjärvi y el primero en abrir todos los días del año. Hoy en día el concepto de IceBar se ha expandido ampliamente y es posible encontrarlos en muchas capitales y destinos turísticos de todo el mundo. El IceBar de Estocolmo cambia el tema del bar cada medio año, momento en que se aprovecha para renovar todos los motivos de decoración –siempre esculpidos en hielo-.

El siguiente objetivo de pasaporteblog.com será visitar la región de Laponia y poder fotografiar uno de sus mayores atractivos: las auroras boreales. Por supuesto, la experiencia del IceBar también nos ha despertado las ganas de poder visitar el IceHotel y descubrir qué se siente durmiendo en una cama de hielo, sobre piel de reno. ¡Os mantendremos informados!

 

Visitar Estocolmo: aquí tenéis un mapa de Estocolmo y la ubicación del bar. (Haz clic para ampliarlo)

Datos prácticos hoteles en Estocolmo: El Icebar de Estocolmo está situado en el Nordic Sea Hotel, en la calle Vasaplan 4, 11120, Estocolmo.  Más información en su web.

Datos curiosos ¿Cuantos bares hay en Madrid? 15.500 según este artículo El País

Las fotos y el artículo son de nuestro expatriado Gonzalo Suardiaz alocai.