Intento de cumbre Monte Perdido, nevada un 8 de junio. Pirineos

El pasado 8 de junio intentamos subir a Monte Perdido, un pico de 3.355 metros situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Pirineos. Cuando planificamos el viaje tuvimos en cuenta llevar crampones y piolets, porque en el ascenso a monte perdido “la escupidera” suele tener nieve / hielo durante casi todo el año, pero no podíamos esperar la nevada que nos cayó.

El plan original nos iba a permitir hacer dos cumbres de 3.000 metros en tres días. Llegamos al albergue de Nerín, donde hicimos noche. Desde ahí a primerísima hora de la mañana cogimos un autobús de Nerín hacia la brecha de Azaras. La idea era acercarnos lo máximo posible al refugio de Góriz a través de la sierra Custodia, para ese primer día hacer cumbre en Monte Perdido. Después teníamos planificado dormir en el refugio de Goriz donde habíamos reservado unas semanas antes.

Vídeo

Pero ya desde primera hora nuestros planes empezaron a alterarse. El autobús no puedo dejarnos al final del trayecto porque estaba demasiado nevado. Normalmente desde ahí se puede bordear y acercarse hasta el refugio de Goriz bordeando por arriba el valle de Ordesa. Pero tanto el en albergue, como algunos montañeros con los que nos cruzamos nos recomendaron subir a Punta Custodia y crestear, para evitar los riesgos de avalancha. En la última foto fotos podéis ver la parte de arriba de punta custodia.

Todo esto retrasó considerablemente nuestra planificación y cuando por fin llegamos al refugio de Góriz, dos montañeros que bajaban nos recomendaron no intentar el ascenso por la tarde, porque la nieve estaba muy blanda y podía resultar peligroso. Ellos habían llegado a la escupidera y tuvieron que bajar. Monte Perdido es un tresmil relativamente fácil de acometer pero hay que tener respeto por esta montaña, pues en el tramo final, el canal de “la escupidera”,es uno de los puntos negros del Pirineo donde se ha muerto mucha gente intentando alcanzar la cima.

Por eso optamos por hacer una excursión por la tarde de unas cuatro horas y aproximarnos a la Punta de Tobacor, desde cuyas laderas pudimos admirar una privilegiada silueta del Valle de Ordesa cerca de la cola de caballo. Este primer día pudimos ver un valle verde y ocre otoñal, frente al denso blanco invernal que nos íbamos a encontrar a la mañana siguiente.

Nuestra planificación era para el día siguiente continuar hacia la Brecha de Ronaldo, subir al Taillón o Punta Negra, un pico de 3.144 metros y hacer noche en Francia, en el refugio de Posadets.  Los planes están para incumplirlos…llegar a Sarradets estaba descartado porque la Brecha de Ronaldo estaba impracticable por la nevada y ni tan siquiera fue posible intentar el ascenso a Monte Perdido, por lo que decidimos descender por el cañón del Añisclo.

Vídeo desde Punta Custodia (el día de antes de la nevada)

Las fotos de este artículo las he realizado con una cámara Panasonic Lumix DMC-TZ40 que me ha prestado en pruebas la casa Panasonic. La verdad es que los resultado de esta cámara compacta han sido muy buenos. Sobre todo quiero destacar el zoom óptico, que pese a ser una compacta muy bueno, podéis ver las fotos. Lumiz TZ40, 18 megapixel y zoom optico 40x. Lentes Leica. Con Wifi GPS. El wifi y el GPS en la cámara me parecieron innecesarios y consumen batería por lo que opté por pagarlos.