Isla de Santorini y sus atardeceres inolvidables

La isla de Santorini es sin lugar a dudas una de las destinos que desde el viajero mochilero hasta el turista de lujo debe tener en su lista. No es de extrañar que antes de llamarse Santorini (nombre que pusieron los mercaderes italianos a la isla en honor a “Santa Irene”), la isla fuera conocida por los locales como Kalliste, “la más hermosa”.

Santorini en realidad no sólo es una isla, sino un pequeño archipiélago de cinco islas volcánicas que forma parte de las Cícladas, el conjunto de islas griegas en el Mar Egeo. Además de la isla principal (conocida como Santorini o Thira), forman parte del archipiélago las islas de Therasia (también habitada) y las deshabitadas Nea Kameni, Palea Kameni y Aspronisi. El conjunto completo se conoce como “La Caldera de Santorini” y es un lugar fascinante para los vulcanólogos.

A pesar de ser un destino bastante turístico (si bien muy agradable en temporada baja), la visita a Santorini es obligada y así lo recomendamos en nuestro blog de viajes. La magia de sus pueblos, su especial orografía, sus espectaculares vistas sobre la caldera, sus playas increíbles o sus comidas, entre muchas otras razones, harán que no te arrepientas de tu visita a la isla. Ya desde el propio ferry, Santorini consigue sorprender al viajero por su escarpados acantilados. Su naturaleza volcánica hace que sea una isla con una altitud media de más 100m, estando sus abruptas paredes adornadas con pueblitos de paredes blancas, orientados hacia el oeste… permitiendo disfrutar de los mejores atardeceres.

La capital de la isla es Thira (o Fira en castellano), una ciudad viva y llena de movimiento, aunque pueden encontrarse en ella rincones llenos de la más absoluta calma. Una de las actividades que recomendamos es hacer el trek desde Thira hasta Oia, para contemplar el atardecer ahí y disfrutar luego de pescado fresco en el puerto de Ammoudi. Se trata de un paseo espectacular a pie de mar, cruzando la exclusiva zona de Imerovigli, con mucho encanto y unas vistas espectaculares.

Pero además de Thira y Oia, sus ciudades más famosas, Santorini cuenta con otras joyas escondidas como el yacimiento arqueológico de Akrotiri, con una cantidad considerable de bodegas, con playas de arena negra o roja, con un faro en una localización paradisíaca, etc. El tamaño de la isla hace que sea muy cómodo recorrerla en scooter o en quad, siendo ambos fáciles de alquilar en cualquiera de las ciudades principales, Thira o Oia. No recomendamos alquilar coche en Santorini porque el desplazamiento en moto es mucho más ágil.

El alojamiento en Santorini puede hacerse desde hoteles baratos hasta hoteles de lujo en Oia con piscinas de agua infinita y vistas a los increíbles atardeceres. Todo depende del presupuesto, pero sea como sea merece la pena ir.

Las fotos y el artículo son de nuestro compañero y fotógrafo Gonzalo Suardíaz alocai.