Las playas de Brasil, Parati

Sin lugar a dudas viajar a Brasil tiene muchos alicientes y hoy os vamos a hablar de uno de ellos, las playas de Brasil. En nuestro viaje a Brasil estuvimos en Río de Janeiro y visitamos sus playas más famosas, las playas de Copacabana e Ipanema, pero hoy os vamos a hablar de un rincón menos conocido. El pueblo de Parati (también escrito Paraty o Paratii).

Parati es un pequeño pueblo colonial en el Estado de Río de Janiero situado entre dos ríos. Esta antigua ciudad colonial servía de puerto exportador de oro y otras materias primas en Brasil. Años después perdió toda su importancia lo que le ha permitido llegar a nuestros días conservando aquel encanto colonial anclado en el tiempo.

Nosotros fuimos a Parati gracias a unos amigos que viven en Río de Janeiro y que estábamos visitando. Tenían puente y decidimos acompañarles. Ellos habían decido pasar unos días en Paraty, pues hasta hace unos pocos años era un destino principalmente para brasileños. Allí alquilamos una barca para nosotros que nos llevó a conocer playas paradisíacas, donde el verde de la selva se funde con el color esmeralda del mar. Puede parecer una descripción algo poética, pero es realmente así, sino mirad las fotos.

Como llegar a Parati: Para llegar a Parati (o también Paraty) lo más sencillo es coger el autobús regular desde Rio de Janeiro (creo que también hay desde Sao Paulo). Parati está a mitad camino entre estas dos ciudades, en la Baia Carioca. Una vez allí tendréis que moveros en barco, así que no es muy recomendable alquilar un coche para llegar. ¿Y a Río de Janeiro? Para llegar a brasil existen varias compañías aéreas, como LAN que tiene vuelos de Madrid (MAD) a Río de Janerio (RIO-GIG) con escala en Sao Paulo (Código IATA GRU).

Las mareas: una de las curiosidades de Paraty es que la ciudad tiene una altura media de apenas 5 metros y en las mareas altas, las aguas del mar inundan algunas de sus calles. Es particularmente interesante ver allí una gran marea viva, que se produce cuando se alinean el Sol y la Luna en alineación astronómica directa. Claro que las mareas vivas se producen cada 18 años. Si queréis ver la próxima tendréis que esperar al 3 de marzo de 2033. Pero no es necesario ver la marea perfecta, será suficiente con estar allí cuando hay marea viva. Una vez al mes el Sol y la Luna están alineados y el oceano se ve atraídos por las fuerzas combinadas de los dos astros y por ello la marea es más fuerte, en ese momento podemos ver el mar entrar en la empedradas calles del pueblo colonial.

Fotos de Parati: Como siempre las fotos de nuestro blog de viajes son nuestras, en particluar las fotografías de este post las hice con una pequeña compacta Fujifilm de 2Mp. Si queréis más fotos aquí os dejo una buena colección de fotos en Flickr de Parati.

Estos somos nosotros en el embarcadero.

Consejo sobre turismo en Parati: Desde nuestro primer viaje a Parati, este pequeño pueblo y Brasil en general ha cambiado mucho. Ahora es conveniente comprobar los precios antes de pedir en un bar o restaurante, no vayamos a acabar pagando el “precio especial turistas despistados”

De nuestros viajes os recomendamos leer a continuación:

Río de Janerio, ¿una ciudad peligrosa?

¿Qué es el código IATA? ¿y para que me sirve?