Nepal, techo del mundo

Hablar de Nepal es sinónimo de hablar de montaña, pues este pequeño país de Asia (de tamaño unas 3 veces inferior al de España) -ubicado en pleno Himalaya- acoge ocho de las montañas más altas de la Tierra, incluyendo por supuesto el Monte Everest , la montaña más alta del mundo.

Desde sus 55m de elevación mínima hasta los 8848m de la cima más alta del planeta, podéis imaginar la increíble variedad de climas y ecosistemas presentes en el país, que varían desde zonas de bosque húmedo tropical a gélidas zonas alpinas, donde la vida humana está completamente vetada. Gran parte de esta variedad la vivimos durante nuestras casi tres semanas de trekking , donde presenciamos un continuo cambio de paisaje a medida que ganábamos altitud.

Nepal, cuya bandera es la única que me he encontrado hasta ahora que no tiene forma rectangular , es un estado multiétnico y multicultural. A pesar de su pequeño tamaño, y de forma similar a lo que ocurre en India, un complejo sistema de lenguas y castas se esconde tras sus intrincados hilos. El nepalí es el único idioma oficial, pero apenas lo habla la mitad de la población del país. La otra mitad habla una diversidad de hasta 70 lenguas diferentes. Asimismo, la gran mayoría de la población es hindú, si bien el budismo tiene una representación importante.

La historia de Nepal es una historia compleja y sangrienta. Sin ir más lejos, en la última década ha habido desde masacres reales (el príncipe heredero mató a 9 personas de su familia en 2001, incluyendo a su padre, madre y hermana) (1)hasta guerras civiles, pasando por insurrecciones, alzamientos, arrestos domiciliarios de gobernantes y un largo etcétera. En 2008 se proclamó la República, poniendo fin a 240 años de monarquía. Actualmente, el país vive un clima relativamente estable, aunque las huelgas en distintos sectores son frecuentes –como pudimos experimentar en nuestras propias carnes a lo largo de nuestro viaje por Nepal-.



Nepal es un destino incomparable para el turismo de aventura. Además del trekking y la escalada que nos permiten sus altas montañas, hay una amplia oferta de rafting, bungee jumping, parapente, kayak, bici de montaña y un largo etcétera. Así que a todos aquellos que os guste el turismo activo os recomiendo que no dejéis de visitar este sorprendente país.

(1) La versión oficial es que después de matar a toda la familia se suicidó… con un tiro en la espalda.. y sólo quedó vivo su tío y casualmente heredero. Esta información apareció en los medios de comunicación españoles pero no está contrastada más allá de eso.

Oferta de viajes de aventura en Katmandu

También  te puede interesar ver  el arbol más alto del mundo, que vimos en nuestro viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos

Este artículo y sus fotografías ha sido realizadas por nuestro colaborador Gonzalo Suardiaz alocai.