Archivo de la etiqueta: roma

Baalbek, arqueología en el corazón del Libano

Baalbek, en árabe Ba’lbakk, ciudad del Líbano a unos 200 km al este de Beirut, y a pocos kilómetros de la frontera con Siria. En la antigüedad fue un santuario fenicio dedicado al dios Baal; fue ciudad griega, y a partir de la época de los seléucidas se le llamó Heliópolis, siendo colonia romana desde Augusto. Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente.

Baalbek es uno de los sitios más impresionantes que he visitado en todo Oriente Medio. La ciudad está situada en el valle de Beqaa, una zona pro-Hezbolla (así que no os sorprendáis al ver sus camisetas vendidas por todas partes y una mayor proliferación de mezquitas que en el resto del país).

Baalbek viaje al libano

Fenicios, romanos, griegos y bizantinos han dejado su legado en Baalbek. Los restos de los templos romanos son realmente impresionantes. En las mismas ruinas pueden verse restos fenicios, un altar bizantino, o multitud de inscripciones en griego y en latín. Los restos de techo y piedra –e incluso alguna columna caída y reclinada contra la pared de algún templo– le dan al lugar un aspecto totalmente rocambolesco. El templo de Júpiter es el más grande, pero no tan bien conservado como el templo de Baco, dios del vino.

BAALBEK origen antiguas civilizaciones

Y la razón de que tantas bacanales se celebraran allí es que el valle de Beqaa ha sido –desde tiempos inmemoriales- una importante fuente de producción vinícola. En Kefraya se pueden visitar dos reconocidas bodegas: Cave Kouroum y Chateau Kefraya. Sus vinos suelen mezclan muchos tipos de uva -casi todas francesas- y son muy afrutados y agradables al paladar.

En el viaje por el Libano si se conecta Baalbek con Beirut, entonces recomendamos la parada en Ksara, otra bodega en la que se pueden visitar las cuevas kilométricas que los propios romanos diseñaron para hacer reposar sus barriles de roble.

Baalbek fotos libano arqueologia

Otra recomendación es el monasterio de Khozaya, en el valle sagrado; un sitio mágico y remoto. La carretera de llegada es impresionante. Desde esa zona queda a tiro de piedra el bosque de cedros, que puede visitarse en el mismo día aprovechando el viaje. El cedro es todo un icono en el Líbano, prácticamente omnipresente: está en la bandera, en el escudo, en los billetes, en el logo de su aerolínea nacional… Representa la eternidad. Y no es de extrañar, ya que -según nos informaron- alguno de los cedros de este pequeño bosque llega a tener hasta seis mil años de vida.

Baalbek fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Arículos relacionados:

Turismo en Libano, antigua Suiza del Oriente Próximo

Aleppo, la ciudad más antigua del mundo.

Puesta de sol en Palmeria, fotos espectaculares.

Ciudad de Petra, Jordania

Jerash, Gerasa la antigua roma en Jordania

La Giralda, ¿mezquita o Catedral?

Enlaces y turismo:

Baalbek, wikipedia

Baalbek Travelblog (inglés)

Este artículo y sus fotografías ha sido realizadas por nuestro colaborador Gonzalo Suardiaz.

La vida cotidiana en Pompeya, Italia

Pompeya es el sitio arqueológico más sugestivo y famoso del mundo. La ciudad de Pompeya es la mejor conservada de la antigua Roma. Se encuentra cerca de Nápoles, Italia. Muchos de los viajes a Italia no incluyen este destino por estar demasiando al sur, pero si tenéis tiempo, no dejéis de ir.
Lo más curioso de Pompeya es que se congeló en el tiempo y nos permite ver la vida cotidiana de la antigua Roma. Y eran muchas las similitudes con nuestra sociedad. Por ejemplo tení­an señales e tráfico. La fotografí­a que podemos ver a continuación nos indica el camino al Lupanare. El lupanare era un burdel o prostíbulo. Como Pompeya era un puerto muy concurrido y con gente de todas las nacionalidades, los carteles los hacían muy explícitos para que cualquiera los entendiese. ¿Sabrías decir en que dirección está el Lupanare?

Camino al Lupanare, Pompeya

La erupción del Vesubio en el año 79 d.C. sepultó la ciudad bajo una capa de cenizas y lapilli de 6-7 metros de espesor. La mayor parte de los habitantes que habían escapado de sus casas encontraron la muerte en el litoral. Los pocos que permanecieron con la vana esperanza de salvarse escondiéndose en los subterráneos de sus casas, murieron asfixiados: los vaciados de sus cuerpos agonizantes, obtenidos colando yeso líquido en las cavidades dejadas por los cuerpos en la capa de cenizas, constituyen un testimonio conmovedor de la tragedia. Pero es esta tragedia la que ha permitido conservar la ciudad de Pompeya tal y como era.

En esta foto de Pompeya de alta definición podéis ver un paso de cebra y el Vesubio como fondo.
vesubio pompeya

La siguiente foto pertenece a un cartel que indica sentido único. Aunque no fui capaz de encontrar las de dos sentidos… ¿Serían dos burros enfrentados? En cualquier caso por el tamaño de las calles …continua el viaje

Pompeya, una ciudad atrapada en el tiempo

Pompeya es una ciudad de la Antigua Roma, situada en la región de Campania, cerca de la actual ciudad de Nápoles, Italia y de la bahí­a de Nápoles. La ciudad de Pompeya ha pasado a la historia porque fue totalmente destruida y enterrada por la violenta erupción del volcán Vesubio el 24 de agosto del año 79 después de Cristo, y redescubierta muchos siglos después.
Pompeya fue un importante puerto comercial del Imperio Romano, aunque actualmente se encuentra a varios kilómetros del mar, debido a las tierras que añadió la erupción del Vesubio. Tras la erupción del 79 d.C. la ciudad permaneció enterrada y olvidada hasta el siglo XVI.

Aunque no fue hasta el reinado del Rey Carlos VII de Nápoles, mucho más conocido como Carlos III de España entre 1759 y 1788, cuando se iniciaron las excavaciones. El rey intervino como patrono y fue visitante frecuente de los trabajos. Este Rey siguió también y patrocinó expediciones arqueológicas hispanas en Yucatán, sobre restos de pirámides mayas. La conciencia de hacer revivir una gran ciudad de la historia indujo la conducción de investigaciones racionales y programadas casa por casa. A pesar de todo el tiempo pasado, en la actualidad queda gran parte de Pompeya por desenterrar.

Pompeya, Antigua Roma

Unos días después de la erupción del Vesubio una comisión imperial de senadores llegó al área para valorar los daños y ayudar a la población. De Nápoles a Stabia el territorio se mostraba cubierto por las cenizas del volcán. No habí­a casas, árboles, ví­as: toda forma de vida habíaa sido destruida. La comisión pidió ayuda al emperador Tito para reparar los daños de la ciudad. En el 80 d.C. el emperador decidió no recuperar Pompeya y Ercolano irremediablemente sepultas.
La repentina erupción del volcán, junto con las emanaciones tóxicas aniquilaron a la población de la ciudad de Pompeya. Algunas escenas de muerte han llegado a nosotros gracias al calcado en yeso efectuado por los arqueólogos. En la siguiente fotografí­a podemos ver una de las ví­ctimas del Vesubio.

Pompeya, Calcado en Yeso
La técnica consistí­a en coger el “volumen” y la forma de los cuerpos pegando yeso lí­quido en los espacios dejados en la capa de cenizas por la descomposición de la carne. Tal técnica, aplicada en todo tipo de material descomponible, en particular la madera, ha permitido saber el cálculo de las puertas, ventanas y otras partes de …continua el viaje