Taj Mahal, una de las siete maravillas del Mundo. Viaje a la India

El Taj Mahal es una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Esta exclusiva lista creada en 2007 por votación pública se compone además de la ciudad de Petra en Jordania, la pirámide de Chichén Itzá en México, Machu Picchu en Perú, el Cristo Redentor de Río de Janeiro en Brasil, el Coliseo de Roma en Italia y la Gran Muralla en China.

El Taj Mahal está situado a orillas del río Yamuna en la ciudad india de Agra, en el estado de Uttar Pradesh. Fue construido por el emperador mogol Shah Jahan en memoria de su tercera esposa, Mumtaz Mahal. Este complejo de edificios es fácilmente accesible desde la ciudad de Delhi -a unos 200km de distancia- tanto por carretera como por tren.

 

Desde este blog de viajes recomendamos la experiencia de viajar en tren en la India. Además de ser muy asequibles, los trenes son bastante puntuales y fiables. También recomendamos hacer noche en Agra e ir a visitar el monumento a primera hora de la mañana, cuando la temperatura, la luz y el menor número de visitantes optimizarán la experiencia.

Resulta difícil describir lo que uno siente al ver el Taj Mahal por vez primera: su perfecta simetría, sus impresionantes dimensiones, sus distintas tonalidades -cambiantes según la hora del día-, su reflejo en los canales y sus armoniosas formas hacen que uno se quede sin respiración cuando atraviesa el arco de la Danwaza de acceso. Se dice que el Taj Mahal es el edificio más fotografiado del mundo, un dato que no resulta para nada sorprendente viendo como la gente se agolpa para sacar la foto que inmortaliza ese inolvidable momento.

Construido en el siglo XVII con mármol blanco de Rajasthan, piedras preciosas de China, lapislázuli de Sri Lanka, turquesas del Tíbet y ágata de Eugema, hicieron falta 20.000 obreros y 20 años de trabajo para acabar esta obra maestra de la arquitectura mogola, que también combina elementos islámicos, persas, indios, turcos e incluso franceses. El Taj Mahal es poesía hecha arte. Una obra sublime.

Pero el Taj Mahal no sólo cautiva a sus visitantes por su demostrada belleza, sino por la inspiración de su origen: el templo se trata de un mausoleo que el emperador Sha Jahan mandó construir como ofrenda póstuma a su esposa, Mumtaz Mahal, poco después de que ésta falleciera durante el parto del decimocuarto hijo de ambos. Y este romanticismo puede observarse en cada detalle del complejo: las fuentes, los canales, los patios externos, las inscripciones del Corán… Dicho romanticismo queda bien recogido en la siguiente foto.

 

El complejo se compone además de otros mausoleos secundarios y de dos edificios cuasi simétricos: una mezquita y un jawab -u hospedería-, uno a cada lado del mausoleo principal. Como curiosidad podemos comentar que la tumba que puede observarse dentro del mausoleo principal es sólo una réplica. Los restos del emperador y de su esposa se encuentran a varios metros bajo tierra. La fotografía en el interior del mausoleo está prohibida.

Algo más de historia: El Taj Mahal es considerado la mejor representación de la arquitectura mogola, combina elementos de las arquitecturas islámica, persa, india e incluso turca. Aunque el mausoleo cubierto por la cúpula de mármol blanco es la parte más conocida, el Taj Mahal es un conjunto de edificios integrados. Se estima que la construcción necesitó el esfuerzo de unos 20.000 obreros. El Taj Mahal se empezó a contruir en el 1613, mismo año en que entró en erupción el Monte Vesubio y se terminó en 1654.

Desde PasaporteBlog.com os deseamos que disfrutéis de esta experiencia y del resto de vuestro viaje por la India tanto como lo hemos hecho nosotros.

Taj Mahal wikipedia

Viaje a Nepal en pasaporteblog