Teherán, algo más que un sitio de paso en el viaje a Irán

Si piensas viajar a Irán, es muy posible que Teherán se convierta en tu puerta de entrada al país. A pesar de ser menos espectacular que Isfahán, Shiraz o Persépolis, la capital del país también tiene sus encantos, algunos de los cuales trataré de exponer en este artículo.

Posiblemente el lugar que más me sorprendió de Teherán fue el Gran Bazar. Algunas fuentes lo consideran el bazar más grande del mundo; si bien no lo he comprobado con exactitud, os puedo asegurar que resulta realmente fácil desorientarse en su interior.

Hay zonas con distintos niveles, zonas con estrechas y laberínticas callejuelas y, además, está siempre abarrotado de gente… sin duda, un lugar ideal para perder el rumbo y dejarse llevar por los olores y los colores. A diferencia de otros grandes bazares del mundo, como el de Estambul, el de Jerusalén o el de Marrakech, este bazar no es para nada turístico. Aquí viene la gente local a hacer sus compras y para el extranjero la experiencia es bastante agradable, ya que no están los vendedores de turno insistiendo para que uno compre o tratando de negociar insistentemente si uno se interesa por algún artículo. Tiene secciones dedicadas en exclusiva a las archiconocidas alfombras persas, igual que otras para bisutería, oro, ropa o papel, por nombras unas cuantas.

Una joya que encontré dentro de este bazar fue la tetería Haj Ali Darvish, considerada la más pequeña del mundo -y una de las más antiguas de todo Irán-. Encontrarla en el laberinto del bazar es un reto que propongo a los lectores que vayan a visitar Teherán.

Otro lugar que me agradó mucho -y al que se puede caminar desde el Gran Bazar- fue el Palacio de Golestán. Se trata de un complejo palaciego de la dinastía Kayar que estuvo en uso hasta 1925. Hoy en día se considera Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además de edificios que datan de muy distintas fechas, en su interior se puede contemplar un trono de mármol, una sala de recepciones, el salón de los espejos, el palacio Abyaz, el salón de marfil o el salón de diamante, entre otros.

En mi lista de lugares agradables de Teherán no puede faltar el puente Tabiat (que significa Naturaleza en persa). Este puente peatonal, que consta de distintos niveles interconectados entre sí a través de múltiples rampas y escaleras, conecta dos parques importantes de la ciudad por encima de una autopista.

Obra de la arquitecta iraní Leila Araghian, el puente ha recibido diversos premios y gran reconocimiento a nivel mundial. En el nivel inferior hay un café-galería y un restaurante. Es, sin duda, un lugar muy recomendable para pasear.

En Teherán hay dos torres que son icónicas: la torre Azadi y la torre Milad. La primera es quizá el monumento más representativo de la ciudad, emblema de la modernización del país. Si silueta es única y tiene 45m de altura. La segunda, con sus 435m de altura desde la base hasta el pico de la antena, es la torre más alta del país y la sexta torre más alta del mundo. Tiene una base octogonal que simboliza la arquitectura persa tradicional y cuenta con dos observatorios panorámicos, uno exterior y otro interior. Además de instalaciones de telecomunicaciones, cuenta con un restaurante de lujo y una galería de arte. El complejo entero cuenta con un centro de congresos, un hotel, un centro comercial y otro de negocios.

A las faldas del Monte Tochal se encuentra Darband, el último lugar que me gustaría destacar de mi visita a Teherán. Darband, que en persa se traduce como “la puerta a la montaña”, es literalmente eso: un lugar en el que dejar atrás el bullicio de la ciudad para poder asomarse a la naturaleza. Está lleno de pequeñas cafeterías y de restaurantes y es un lugar idóneo para pasar una velada en agradable compañía.

¿Es seguro viajar a Irán? Esta es una de las clásicas preguntas, mi respuesta es que sí lo es. Nosotros no tuvimos ningún problema ni lo percibimos. Por supuesto, deberás respetar sus costumbres. Es un país increíble situado en el origen de la primeras civilizaciones europeas.

Os dejo el enlace la la página web oficial de turismo a Irán, aunque me temo que sólo está en inglés.

Consejo de nuestro blog de viajes: no perdáis la oportunidad de conocer los países cuando podéis como   el viaje a Irán o nuestro viaje a Cuba, antes de que cambien.